Reseña: Fundación, de Carlos Sisí



Sinopsis

América no responde. Ya nadie está a los mandos. En el resto del mundo, los medios evitan usar la palabra “vampiro”. Los llaman El Enemigo, la Marea Roja, o metahumanos, pero se les llame como se les llame, están llegando a Europa. Son cada vez más fuertes. Las mentes sincronizadas de Elexia y Alkibiades están despertando a los Nueve, y sus planes de venganza son imparables. En Canadá, la Tormenta ha privado a los supervivientes del respiro del Sol, y en su epicentro se reconstruye la vieja gloria de Tusla Edron. Pero la balanza del equilibrio natural, lenta pero segura, ha actuado: Aquí y allí, surge una nueva e inesperada resistencia: Liz Sheehan, Bolt Power y Donehogawa Parker, entre otros, hacen un frente común para detener la supremacía del vampiro.


Reseña

Carlos Sisí repite fórmula en esta segunda entrega de su saga vampírica, pero a una escala mucho mayor, por lo que, si en la anterior novela los chupasangre se extendían por todo Estados Unidos como una plaga imparable, aquí el problema empieza a volverse global. Si antes teníamos a un puñado de supervivientes estereotipados en exceso, aquí estos se multiplican exponencialmente, proporcionando a la trama nuevos personajes incluso más estereotipados si es que eso es posible, y si antes teníamos pequeñas minitramas que servían para mostrarle al lector como la sociedad iba cayendo poco a poco en el caos, víctima de la voracidad de los monstruos que acechan en las sombras, en esta nueva entrega, éstas ocupan buena parte de la historia, hasta el punto de que ha habido tramos larguísimos en los que he llegado a olvidarme por completo de que existían los personajes principales y la misión que les ocupa. También me ha parecido algo molesta la incursión de un personaje que no hay por dónde cogerlo, una especie de Buffy cazavampiros algo repelente que despacha monstruos por docenas sin apenas despeinarse, algo que en mi opinión, le quita bastante credibilidad a la trama, y eso que estamos hablando de una novela en la que los vampiros campan a sus anchas por unos Estados Unidos devastados.

Afortunadamente, y a pesar de que resulta tan previsible como la primera entrega por mucho que se presenten peligros y situaciones nuevas para los protagonistas, ésta continuación conserva intactas las virtudes que ya estaban presentes en la novela original; los monstruos que inundan sus páginas resultan tan aterradores o incluso más que en la anterior, pues se empieza a ver el auténtico poder de los vampiros y lo difícil que lo tienen los humanos para sobrevivir, su lectura es ágil y amena, se dan respuesta a varias preguntas y se plantean otras nuevas que resultan igual de interesantes, cuenta con una atmósfera aterradora que te acompaña en todo momento, tiene acción a raudales, una buena cantidad de situaciones tensas y agobiantes, casquería por todas partes y mucha, mucha sangre.

Por todas estas cosas, es una novela que resulta perfecta para olvidarse de los problemas personales y pasar un buen rato disfrutando del apocalipsis vampírico de Carlos Sisí. Al igual que la primera, la recomiendo sin duda a pesar de sus fallos, y más pronto que tarde me pondré con la última de la trilogía.



Autor

Carlos Sisí (Madrid, 1971) vive en Calahonda (Málaga). En 2009 sorprendió al público español con su serie «Los Caminantes», que situaba el apocalipsis zombi en las soleadas tierras malagueñas y se convirtió en un verdadero fenómeno de ventas. También es el autor de La hora del mar y ganó la X edición del Premio Minotauro con Panteón. Cuando no está enfrascado en alguno de sus muchos hobbies, Carlos dirige una revista digital online y su empresa familiar de diseño y soluciones de Internet.