Reseña: El bosque oscuro, de Cixin Liu


Sinopsis

La esperada continuación de El problema de los tres cuerpos, el mejor libro de ciencia ficción y fantasía de 2016 según El Periódico, y uno de los diez mejores libros de ficción de 2016 según Playground.

Ahora la Tierra tiene cuatro siglos para defenderse de lo inevitable: la llegada de los Trisolaris. Los colaboracionistas humanos pueden haber sido derrotados, pero los sofones permiten a los extraterrestres acceder a la información de la humanidad, dejando al descubierto toda estrategia de defensa.

Solo la mente humana sigue siendo un secreto, y ahora también la clave del acuciante plan que urdirán tres estadistas, un científico y un sociólogo.

«La trilogía de los Tres Cuerpos» es el gran fenómeno editorial que ha conquistado Occidente tras vender cuatro millones de ejemplares solamente en China y haberse hecho con prescriptores de la talla de Barack Obama, George R.R. Martin o Mark Zuckeberg.

Cixin Liu se considera el gran descubrimiento de la ciencia ficción internacional tras alzarse con el Premio Hugo 2015 a la mejor novela, siendo la primera vez que una obra no escrita originariamente en inglés recibe este auténtico Nobel del género.


Reseña

Escribo éstas líneas dando por sentado que, quien se acerque a ellas, lo hará conociendo el argumento completo de la primera parte de la trilogía. Si no es así pero os interesa leerla en el futuro, os recomiendo que dejéis ésta reseña para cuando lo hayáis hecho.

En ésta segunda novela, la acción trascurre a lo largo de un par de siglos, avanzando desde el presente hasta el futuro de una forma orgánica y bien integrada dentro de la lógica del universo que plantea Cixin Liu.

En mi opinión está un poco por debajo de su antecesora, y es que, aunque probablemente sea la que maneja los que para mí son los conceptos más interesantes de toda la trilogía, me costó un poco entrar en la historia, pues el inicio me pareció algo lento, pero en cuanto cogió ritmo, me resultó tan absorbente como la primera parte.

El planteamiento de bosque oscuro que maneja la trama me parece brillante, plausible y aterrador a partes iguales. El personaje principal resulta creíble y humano, un sujeto inteligente y con mucho potencial, pero que está más interesado en satisfacer sus propias necesidades y deseos que en ayudar a la humanidad, al menos durante buena parte de la trama. La amenaza Trisolariana a la que se enfrenta la humanidad es una constante que logra angustiar al lector, que conoce el peligro que ésta nueva especie supone y que lo único que puede hacer la tierra es prepararse lo mejor que pueda para tratar de plantar cara cuando llegue el momento. El mundo que presenta la novela es de lo más original que he leído dentro del género de la ciencia ficción en los últimos años, y la trama, aunque presente ciertas situaciones que pueden resultar ilógicas en principio, está bien planteada, por lo que, hasta los momentos más absurdos tienen sentido dentro del mundo y el contexto que se plantea. Al igual que en la primera entrega, el autor maneja ciertos conceptos muy complejos, pero que sabe explicar de forma que cualquier lector los entienda, al menos lo suficiente como para poder seguir la trama sin problema, así que, por todo lo anteriormente mencionado, y al igual que con su antecesora, recomiendo ésta novela sin duda, sobre todo a los amantes de la buena ciencia ficción.



Cixin Liu

Cixin Liu es el autor de ciencia ficción más prolífico y popular de la República Popular China. Liu ha sido galardonado ocho veces con el Galaxy Award (el equivalente en su país al premio Hugo) y el Nebula chino, antes de convertir su «Trilogía de los Tres Cuerpos» en una obra capaz de vender un millón de ejemplares solo en China, despertar el interés unánime de todo Occidente, obtener el premio Hugo 2015 a la mejor novela y ganarse prescriptores de la talla de Barack Obama y Mark Zuckerberg.

Su enorme éxito se repite ahora en todos los mercados internacionales, gracias a los fans del género, pero también, y sobre todo, a los millones de lectores interesados en la actualidad geopolítica y en el pasado y futuro de China. Son todos ellos quienes han conseguido convertir a un perfecto desconocido, llegado del Oriente más misterioso y hermético, en una de las grandes sensaciones literarias de los últimos años.

Antes de ser escritor, Liu trabajó como ingeniero de una central eléctrica de la ciudad china de Yangquán, en la provincia de Shanxi, ahora temporalmente cerrada debido a la contaminación atmosférica.